Cuando la mente engaña: falsos embarazos

Síntomas de embarazo sin presencia del feto: ¿es posible?

Pseudociesis es el nombre que se da a los casos en los que una mujer cree firmemente estar embarazada a pesar de no estarlo. Esta creencia, incluso, puede generar varios de los síntomas del embarazo: crecimiento de la panza, retrasos en la menstruación, hinchazón de pechos, etc. Algunas veces, hasta las pruebas de embarazo pueden resultar positivas como consecuencia del “falso embarazo”.

La pseudociesis ha sido reconocida en algunos personajes famosos a lo largo de la historia. Se cree que María Tudor, quien fue reina de Francia y duquesa de Suffolk, sufrió un falso embarazo. También la famosa paciente de Freud, Anna O, creyó estar embarazada y presentó signos de pseudociesis. El interés de Freud por este caso no es casual, existe un gran interés entre los psicólogos y psiquiatras por los falsos embarazos, ya que se supone que sus causas son psicológicas.

¿Cómo se genera?

El falso embarazo suele presentarse cuando una mujer tiene fervientes deseos de quedar embarazada, cuando tiene un gran temor a quedar embarazada o cuando quiere participar más activamente del embarazo de alguna persona familiar o cercana.

Algunos especialistas creen que este deseo psicológico puede generar la secreción de algunas de las hormonas que producen los síntomas del embarazo. De esta manera, se produce un círculo vicioso, ya que los síntomas darían fundamentos a la mujer para que su creencia sea más firme, y la creencia a su vez la llevaría a producir más hormonas y acrecentar los síntomas.

Los casos suelen darse con mayor frecuencia en aquellas culturas que otorgan un gran valor al embarazo.

Diagnóstico y tratamiento

Hoy en día el embarazo es mucho más fácil de diagnosticar. Los test de embarazo han progresado notablemente y son muy confiables. Sin embargo, como ya dijimos, existe una pequeña posibilidad de que incluso el test dé positivo. Por eso, el mejor diagnóstico de pseudociesis se realiza luego de efectuar otros estudios complementarios, como las ecografías, que demuestren la ausencia de feto.

Para el tratamiento, lo más conveniente es visitar a un psicólogo o psiquiatra, ya que ellos pueden aliviar algunas de las causas principales del falso embarazo, entre las que se encuentras la depresión y el stress.

Fuentes: New York Times, Women´s Health Information, Mind disorders.


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA