¿Cómo ayudar al bebé cuando empieza a caminar?

Los primeros pasos son un hito, pero ¿cómo lo ayudás a que siga mejorando?

Si bien la marcha es uno de los momentos más destacados en el desarrollo motriz de tu bebé, también existen etapas previas fundamentales para que logre sus primeros pasos. Entre ellas, podemos citar el aprender a girar sobre sí mismo, luego sentarse, reptar, gatear y finalmente pararse para luego caminar. ¿Un largo aprendizaje, verdad?

Gran parte de los bebés se lanzan a la aventura de caminar entre los 9 y los 12 meses, pero previo a este momento deberá desarrollar los músculos de las piernas, mejorar su equilibrio y adquirir confianza; todo este proceso, puede llegar a demorar incluso hasta los 17 meses sin que ello implique una anomalía.

Sus primeros pasitos serán bastante inestables, con las piernas separadas y en algunos casos en puntas de pie con las plantas hacia afuera. Es probable que no sepa como volver al suelo luego de haberse parado, para lo cual es bueno que le expliques como acuclillarse o sentarse. Le llevará un tiempo adoptar la postura correcta al caminar y dará de a dos o tres pasitos por vez, apoyado en algún mueble o pared pero ¡todo es cuestión de práctica!

  • Para estimularlo, lo más importante es que respetes sus tiempos y no lo apresures ni lo canses. Existen además algunos ejercicios que estimularán su confianza y le ayudarán con la motricidad en los primeros pasos:
  • Para caminar: podés colocarte frente a él, de rodillas o parada mientras sostenés sus manos para que camine hacia vos. Posteriormente podés probar con llamarlo desde una distancia para que vaya hacia vos solito. Todos los elogios que puedas darle sobre sus intentos seguramente lo estimularán.
  • Para el equilibrio: es importante que esté descalzo pues sus pies pueden afirmarse y sentir mejor el suelo de esta manera lo cual incrementa su confianza. Si lo balanceas suavemente de izquierda a derecha estando parado, vas a estimular su sentido del equilibrio.
  • Para la confianza y seguridad: tratá de despejar de juguetes u otros obstáculos el lugar donde tu bebé camine y nunca lo dejes sin supervisión mientras lo hace. En este sentido, el uso del andador más que ayudarlo dificulta la tarea pues tu bebé no puede tomar noción real de su espacio al estar rodeado por el juguete. Los pediatras no recomiendan el uso del andador.

¿Cómo empezó a caminar tu bebé?


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA