Cómo hacer el destete

Llegado el momento, el bebé empezará a variar su alimentación: ¿cómo se hace el destete?

El destete es el proceso mediante el cual se va sustituyendo la leche materna como única fuente de alimentación por otros alimentos, hasta llegar al momento en que el bebé la abandona completamente. Como todo proceso, es gradual e implica fuertes cambios para el bebé y la mamá, no solo a nivel de nutrición sino también a nivel psicológico. Por tal motivo, es importante que se vaya haciendo de forma paulatina, sin presiones ni cambios bruscos.

Si bien la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia hasta los dos años de edad, lo cierto es que el destete no tiene un momento específico de comienzo ni una duración única, ya que depende de cada niño y de cada situación de la madre. Muchas veces, cuando la madre empieza a trabajar, se  produce la  necesidad de complementar la alimentación del bebé con leche artificial; otras veces, el destete es desencadenado por el comienzo de la dentición, donde se hace sumamente doloroso el amamantamiento pues el bebé muerde el pezón.

Alrededor del quinto o sexto mes, el pediatra indicará la ingesta de alimentos complementarios a la leche: yogurt, papillas, puré de frutas. No es conveniente prolongar la lactancia exclusiva después de los seis meses, ya que esto puede traer problemas nutricionales al bebé, dado que la leche materna no alcanza para cumplir sus necesidades.

Es habitual que este proceso sustitutivo termine dejando la lactancia solo para la última toma del día y luego se vaya haciendo cada varios días. De todos modos, es el bebé quien dará estas señales indicando que ya está listo para dar el paso de independencia con respecto a su madre.  Este punto es especialmente importante porque un destete brusco puede acarrear sentimientos de inseguridad en el bebé, ya que aún no está listo para hacerlo. A su vez, en las mamás el destete gradual permite que el cuerpo se vaya adaptando a una menor demanda de leche, produciendo con ello una cantidad más reducida que evita las tensiones y dolores en los pechos.

Cuando comiences con el destete es importante que primero consultes a tu periatra. Luego, estas recomendaciones pueden serte útiles:

  • Comenzar de forma complementaria a la lactancia, brindándole alimentos blandos y de fácil digestión una vez al día. La toma de leche deberá realizarse durante todas las comidas en esta etapa antes o después de la papilla.

  • Ir ofreciéndole los alimentos nuevos de a uno durante 3 días seguidos para poder evaluar si los acepta y los tolera bien. Chequear siempre como son sus deposiciones para garantizarte que no está teniendo trastornos digestivos.

  • Recién cuando estás segura que tolera bien los semisólidos, podés incorporar una segunda comida al día, también de semisólidos.

  • Si tu bebé comienza a aburrirse de las mamadas, si toma leche pero se distrae o se muestra desinteresado, podés comenzar a saltear esa toma ofreciéndole allí la leche maternizada. También podés acortar el tiempo en que toma leche y complementar lo restante con papilla o con leche maternizada o bien pasar la anteúltima toma del día, para dársela directamente antes de acostarse.

Finalmente, como en todos los procesos de cambios, es importante que respetes tus tiempos y los de tu bebé. Si ves que el proceso del destete se hace muy difícil, podés posponerlo y volver a intentarlo más adelante.

¿Vos ya probaste? ¿Cómo fue este proceso para vos y tu bebé?


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA