Cómo prevenir las caries en mi hijo

La prevención de las caries empieza desde que el bebé es muy chiquito. ¿Cómo podemos ayudarlo en su salud dental?

Cuando nuestros bebés empiezan a crecer, también crecen las preocupaciones y las inquietudes acerca de su salud. Según las estadísticas, a los 3 años, uno de cada tres chicos tiene caries, a los 4 años el porcentaje asciende al 63% y a los 5, el 85% de los niños tienen una o más caries.

La mayoría de las veces el desarrollo de las caries es una cuestión de hábitos adquiridos desde pequeña edad. Lo más importante es enseñarle a tu bebé a lavarse los dientes y brindarle una alimentación sana y adecuada.

Cuando empiezan a salir los primeros dientes de leche, es hora de comenzar a cultivar hábitos de limpieza adecuada. Al principio, nosotras mismas les limpiaremos los dientitos con una gasa empapada en agua sobre sus encías y un cepillo especial para niños. No se aconseja usar pastas dentales sino hasta que el bebé ya cumpla un año.

A medida que el bebé crezca tenemos que enseñarle a lavarse sus dientes al menos dos veces por día, en especial luego del consumo de azúcar, ya que contribuye a la formación de caries.

¿Hay que cuidar de los dientes de leche? ¡Sí! A pesar de que estos dientes luego se caen y son reemplazados por los definitivos, una caries desatendida sobre uno de estos dientes puede provocar dolor e inflamación y posteriormente la necesidad de extraerlo. Cuando un diente se extrae de forma temprana el resto de los dientes crecen de forma desordenada en torno del espacio vacío y pueden hacer que sea necesaria la ortodoncia.

El cuidado de los dientes empieza cuando somos muy pequeños, a partir de los hábitos que creamos en nuestros hijos. Una alimentación adecuada, baja en azúcares, y un cepillado diario son claves para tener dientes fuertes y sanos.

¿Cómo cuidás de los dientes de tus hijos? ¡Contános!


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA