Consejos para madres que trabajan

¿Cómo hacemos si además de ser madres queremos trabajar?

Ser mamá ya es un gran trabajo, pero ¿qué pasaría si quisieran combinarlo con otra actividad?

Es necesario para el bebé tener a su mamá en los primeros días del crecimiento para brindarle el amor y el alimento necesario para que este crezca lo más fuerte y sano posible, pero llega un momento en sus vidas donde ya tiene la energía suficiente para pasar unas horas sin el calorcito de su mamá. De esta manera, es posible pensar en tener éxito en la tarea de ser una madre trabajadora.

Trabajar y tener tiempo para el bebé no tiene que ser tan difícil se piensa si una dispone de la organización y de la energía y se propone que las cosas resulte lo mejor posible al final del día. Algunos consejos útiles:

  • Es importante tener un plan: Anotar los objetivos en un cuaderno, y tenerlos siempre presente para ordenar tu día. Cuántas horas quieren o podrán trabajar y cuántas destinarán al cuidado de su hijo. Estar organizadas es una parte imprescindible para lograr los objetivos.
  • Objetivos:   tener una idea de lo que se quiere cumplir en el trabajo para que puedan darse cuenta si le cumplieron al final de la jornada laboral. De esta manera podrán cuidar su trabajo y crecer en él.
  • Liberarse de la culpa: este trabajo lo hacen las mamás para su propia salud y para cuidar la de su bebé y que a este no le falte nada. Es necesario dejar el sentimiento de culpa de lado ya que les hará difícil mantener el trabajo y no las dejará progresar.
  • Busquen ayuda de amigos y familiares: rodearse de personas positivas y con ganas de ayudar es otro de los pasos a seguir.  Busquen ayuda en sus madres, hermanas, primas o en sus parejas para repartirse el tiempo para cuidar a sus hijos y nunca olviden agradecer este gran gesto que hacen por ustedes. Esto ayudará a tener buenas relaciones, amistades y rodear de amor al bebé.
  • El momento de relajación: busquen en el día unos minutos para poder poner la mente en blanco y solo relajarse. Busquen siempre el lado positivo de las cosas y cuando sientan que pierden la calma, háblenlo con alguien de confianza. Expresar los sentimientos hará que puedan continuar el día más relajadas.
  • Desconecten sus mentes del trabajo: Este punto es el último y quizás uno de los más importantes. Es necesario llegar al hogar habiendo dejando el día laboral de lado para poder ahora disfrutar el tiempo con sus hijos. Recuerden que este es el momento por el cual trabajan y estar con ellos recargara nuevamente sus energías.


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA