Papás primerizos: cómo cargar al bebé

El vínculo entre el papá y el bebé es indispensable, ayudalo con algunos consejos.

Aunque la relación entre madre e hijo es única e inigualable desde el momento de su nacimiento, a veces las mamás olvidamos que con la llegada del bebé no somos dos, sino tres los que nos embarcamos en este viaje. Claro, la participación del padre es súper importante para su desarrollo y crecimiento, y es también único y maravilloso que el papá pueda acompañar cada etapa del bebé.

Sin embargo, a veces los papás se sienten inseguros o reticentes a la hora de participar en las distintas actividades cotidianas del cuidado del bebé, porque sienten que su relación es distinta, porque tienen miedo de lastimarlo o dejarlo caer, o porque simplemente consideran que no es parte de su rol como padres. En especial si el papá es primerizo, puede que sienta inquietudes, por ejemplo, a la hora de cargar al bebé.

Como mamás podemos contribuir a facilitar esas tareas y apoyar la sensación de seguridad del papá, alentarlo a sumarse a las tareas de todos los días y a fortalecer su vínculo con el bebé.

En el momento de cargar al bebé, debés recordarle al papá que la parte más delicada del pequeño es su cabeza y que aún no puede sostenerla por sí solo, así que siempre que cargue al bebé en sus brazos deberá sostener con una mano su cuello y cabeza para ofrecerle mejor soporte. Para algunos padres es una buena idea usar un cargador tipo canguro para darle mayor seguridad, permitir el traslado del bebé y evitar accidentes.

Siempre que lo cargues, tanto para acostarlo o bien para levantarlo, deberás sostener su espalda y su cabeza con una mano y la otra colocarla bajo su cola. Tu brazo puede dar apoyo a todo el tronco del pequeño, para que se sienta más cómodo y protegido.

Si el papá decide ayudar a que el bebé expulse gases, entonces tendrá que sostenerlo por su colita con la cabeza sobre el hombro. Pequeñas palmaditas en la espalda ayudarán al bebé a que expulse gases que le provoquen malestar. En cambio, para aliviar cólicos lo ideal es sostenerlo boca abajo acostado sobre su brazo sosteniéndole la cabeza con una mano.

Es importante que como mamá le des apoyo al padre para que se sienta cómodo e incluido en la experiencia del crecimiento. Y recordá que un niño que aprende junto a sus dos padres es un niño que experimentará nuevas y maravillosas experiencias y se acercará al mundo respaldado y acompañado.


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA