Cómo abrigar a tu bebé

Los bebés son muy sensibles al clima: ¿cómo abrigarlos para que no pasen frío ni calor?

Los cambios de clima pueden ser un problema a cualquier edad, pero los niños son particularmente sensibles a éstos. Por lo tanto, debemos estar atentas y tener listo un guardarropas apropiado para la época.

Decidir cómo vestir al bebé cuando el frío empieza a hacerse sentir no es una cuestión menor. Al elegir las prendas debemos tener en cuenta no sólo aquellas que mantengan lo mejor posible el calor del cuerpo sino también las que brinden comodidad. Aquí te brindamos algunos consejos para mantenerlo abrigado y feliz durante invierno:

  • La piel del bebé es muy sensible, existe la posibilidad de que el contacto con algunos materiales provoquen sarpullidos o irritación. Éstas alergias son comunes y hoy en día en el mercado se encuentran una gran variedad de materiales alternativos que evitarán las molestias del niño. Por eso, a la hora de arroparlo consultá sobre qué tipo de telas son las recomendadas.
  • Los pies y la cabeza son zonas particularmente sensibles, porque allí se produce la mayor pérdida de calor. Para evitar enfriamientos, los gorritos y escarpines son la solución ideal.
  • Es una especie de instinto maternal abrigar demasiado a los niños. Los expertos explican que una buena manera de definir cuánto abrigar a nuestro hijo es ponernos a nosotros mismos como referencia. Demasiada ropa deja de cumplir su función para convertirse en motivo de incomodidad y fastidio.
  • La hora del sueño. Al preparar a tu bebé para dormir lo ideal son prendas de algodón que permitan un cambio rápido de pañales. Contar con mantas de distintos materiales y grosores puede ser una buena idea para mantenerlo calentito durante toda la noche.
  • Un detalle que no debemos olvidar es desabrigar al bebé al llegar a un ambiente climatizado aunque estemos en él por poco tiempo. De no hacerlo poco servirá el abrigo al volver a la temperatura exterior.

El frío requiere pequeños cuidados, pero estando informados y pendientes nada te impedirá disfrutar del crecimiento de tu hijo en cualquier época del año.


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA