Cómo elegir un buen pañal

¿Los pañales son fundamentales para el cuidado del bebé, pero ¿cuál elegir?

Uno de los aliados más importantes cuando llega el bebé son los pañales. Serán de una ayuda tan grande que siempre estarán presentes: ya sea en el bolso que vas a llevar a la maternidad cuando llegue la hora del parto,  en el cambiador del bebé junto a la cuna o en la cartera o mochila cuando salgas de paseo. Pero no te vamos a contar lo importantes que son, sino cómo elegirlos.

Los pañales para bebés son tan necesarios como diversos, y podés encontrar infinitos tipos a la hora de comprar. Existen varias marcas, tamaños y modelos, que se adaptan a cada necesidad y etapa de crecimiento del bebé. Por eso, no es raro encontrar a papás recién salidos de la oficina perdidos en la farmacia o en el supermercado sin saber qué pañales elegir.

Para ayudarte en la elección del más adecuado, armamos una lista de  consejos a tener en cuenta para enfrentarte con éxito a la temida góndola de los pañales.

El señor pañal descartable

Cuando el bebé es recién nacido, debés buscar un pañal que le proteja el ombligo, ya que va a estar en pleno proceso de curación. Además, como las primeras evacuaciones de tu bebé son líquidas,  es recomendable un pañal con barreras en los costados que evite los escurrimientos. Te recomendamos que prepares la compra de los pañales para tu bebé en las etapas finales del embarazo, así el parto no te toma por sorpresa. En los últimos controles, el médico te dará el peso aproximado del bebé al nacer: con esta información ya podrás comprar un pañal que no le quede chico, ni tampoco muy grande.

Antes de comprar el pañal para tu bebé, hay que tener en cuenta que las diferentes medidas de clasificación están indicadas por el peso, por lo que este dato se vuelve fundamental para elegirlo. Es aconsejable  usar pañales cuyo interior sea tipo tela o algodón y que, además,  cuenten con el gel que se solidifica con el pis del bebé.  Estos pañales protegen mejor la piel de tu hijo.

También son importantes las bandas elásticas que cierran el pañal y que se adaptan al cuerpo y al movimiento del bebé. Cuando el bebé pesa entre 5 y 10 kilos, duerme la mayor parte del día, por lo que es importante tener en cuenta las ventajas de los pañales que tienen barreras en los laterales. Algunas marcas presentan barreras dobles que evitan que se escurran líquidos por la piernita de tu hijo y que pueden provocarle incomodidad.  

Cuando el bebé pesa entre 9 y 14 kilos, se encuentra en una etapa en la que está más activo. Por eso, es importante que el pañal del bebé acompañe sus movimientos. En esta etapa, debés fijarte que el pañal tenga bandas ajustables y que las cintas adhesivas no estén en contacto con las manos, ya que de lo contrario pueden perder sus propiedades.

Volvieron los pañales de tela

Actualmente, en la Argentina la mayor producción de pañales se centra en los descartables. Sin embargo, los pañales de tela volvieron al mercado a partir de la demanda generada por padres que siguen las corrientes europeas y de Centroamérica. Por este motivo, los pañales de tela se comenzaron a importar desde España y también empezaron a ser desarrollados por emprendedores locales. La buena noticia es que ya no son como los pañales que usaban nuestras madres, sino que tienen un diseño mucho más moderno y con ventajas extras. Con estos avances, los nuevos pañales de tela para bebés son una opción que vale la pena tener en cuenta.

Los hay de diferentes tipos: con inserts para quitar y cambiar, con bolsillos, de dos piezas y de tres piezas. Se ofrecen en varios colores y estampados para combinar con la ropa de tu hijo. También vienen con broches a presión que se van adaptando al crecimiento de tu bebé. Algunos están hechos con doble tela absorbente que evita el traspaso de líquidos. Otros, en cambio, precisan de una bombacha tipo chiripa.

Es importante destacar que los pañales de tela deben cambiarse más seguido que los pañales descartables. Sin embargo, la buena noticia es que son fáciles de lavar en el lavarropas. Como último consejo, procurá cambiar los pañales de tu bebé todas las veces que sean necesarias para evitar que se le paspe o irrite la cola y para evitar que se contagie enfermedades.


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA