Gatear promueve el desarrollo emocional del bebé

El gateo, por la movilidad que proporciona al bebé, es una de las primeras actividades que autónomamente puede desarrollar el bebé.

El hecho de poder desplazarse ayuda al bebé a continuar descubriendo el mundo, a conocer lugares dentro de la casa a los que antes no podía acceder por sus propios medios y a sentirse más libre.

Si bien los adultos deben aumentar sus niveles de atención respecto del bebé, es importante que todos en el entorno del niño promuevan y estimulen el gateo del bebé, evitando alarmarlo o generarle inseguridades cada vez que está a punto de incurrir en un peligro.


Esto es, en cambio, un momento propio para comenzar a enseñarle  los distintos peligros – cosas calientes, enchufes, vacíos – que requiere que los padres extremen las precauciones en el hogar para proteger al bebé y que este pueda disfrutar de su nuevo modo de experimentar el mundo.


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA