Postparto: cinco puntos para la vuelta del sanatorio

Con el bebé ya en casa, tenés que acostumbrarte a un nuevo estilo de vida, ¿cómo empezar?

Volvés a tu caso luego de haber vivido la experiencia más maravillosa de tu vida, pero recién ahora empieza al gran cambio.


Durante el primer mes, se necesita una adaptación natural al ritmo del bebé, lo que exige de tu parte mucho tiempo y dedicación. Te recomendamos cinco cosas para que tengas en cuenta:

  1. Alimentarte: el esfuerzo del parto exigió un desgaste muy fuerte a tu cuerpo, por lo que necesitás recuperar fuerzas. Consumí calorías y seguí la dieta estricta que te haya dado tu médico, con los nutrientes necesarios para la lactancia.
  2. El cuidado de los pechos: dado que los primeros días baja la leche, probablemente te sientas molesta y dolorida. Seguí las instrucciones para estos casos, realizá masajes circulares para evitar la formación de nódulos y mastitis y utilizá crema de caléndula, que evita las fisuras.
  3. Descanso: es fundamental, hasta que puedas acomodarte con el sueño, que descanses cuando el bebé duerme. En principio, durante el primer mes, tenés que adaptarte vos al sueño de tu bebé. Procurá hacerlo con paciencia, porque también un buen descanso favorece la producción de la leche.
  4. Delegar: Necesitás que alguien de mucha confianza te ayude con las tareas de la casa, sobre todo durante el primer mes. Puede ser tu mamá, una abuela, amiga o quien designes, pero focalizáte en tu bebé y en estar lo más relajada posible, dejando las tareas de la casa para alguien más.
  5. Restringir visitas de amigos y familiares: Que no te invadan la casa. Si querés recibir visitas, pediles que vengan en horarios diferentes, para que puedas descansar un poco, y dedicarles tiempo y atención. No permitan que traspases la intimidad que necesitás con tu bebé.

Fuente de foto: embarazo.cuidadoinfantil.net


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA