Prevención: cómo estirilizar los accesorios

Para evitar enfermedades, la higiene de tetinas, biberones, etc. es muy importante, ¿qué tener en cuenta?

Durante los primeros meses de vida, los bebés todavía no tienen un sistema inmunológico desarrollado. Esto quiere decir que los recién nacidos están más expuestos a contagiarse enfermedades. Por eso, es importante que en su primera etapa de vida se esterilicen los objetos que suele llevar a su boca, como las mamaderas, las tetinas y los chupetes.


Primer paso: lavado


El primer paso, antes de la esterilización, es el lavado de los objetos que usa el bebé, que hay que realizar a fondo. Para hacerlo, debemos lavar con agua caliente y detergente el interior y exterior de los objetos.

En el caso de las tetinas y los biberones, también hay que tratar de usar los accesorios de lavado especiales, como los cepillos, que permiten acceder a todas los rincones para así eliminar hasta el último residuo de leche. 

Para la mamadera, tenemos que fijarnos especialmente en el lavado del cuello, ya que allí suele quedar adherida la leche.

Finalmente, a todos los objetos debemos enjuagarlos muy bien para que no les quede detergente.


Segundo paso: la esterilización


La esterilización debemos realizarla después de cada uso y antes de utilizar los objetos por primera vez. Este proceso sirve para liberar de gérmenes a los distintos objetos que usa el bebé.

Existen varias formas de esterilización:


- Esterilización en frío: este es un método para el que se necesita comprar una solución esterilizadora, que se vende en las farmacias. Los objetos se sumergen en agua, a la que se agrega la solución, y permanecen allí durante 30 minutos. La ventaja es que no requiere calor, y por lo tanto no se debe usar ni energía eléctrica ni gas.

- Esterilización tradicional en caliente: es la forma más conocida. Para realizarla, debemos calentar agua en una cacerola hasta que hierva. Luego, los objetos se sumergen en el agua hirviendo durante 10 minutos. Al finalizar, debemos eliminar el agua, esperar a que los objetos se enfríen y luego retirarlos. Las mamaderas, si no se van a usar hasta el otro día, conviene guardarlas en la heladera.

- Esterilización en caliente a través de equipos: hoy en día, se pueden adquirir equipos de esterilización que facilitan la tarea, ya que realizan el proceso de una manera más simple y rápida. Sin embargo, algunos equipos cuestan caros y los padres prefieren usar su dinero para comprar otros objetos más relevantes. Los equipos esterilizadores suelen usar la esterilización al vapor, ya sea de manera eléctrica o a través del microondas. Estos equipos generalmente se consiguen en las farmacias.


La esterilización, como ya dijimos, es muy importante durante los primeros meses de vida del recién nacido, y mucho más cuando el bebé no es amamantado. Por eso, es recomendable que los padres consulten a su médico para evaluar qué tipo de esterilización se ajusta mejor a sus tiempos y a sus condiciones económicas.

 


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA