Tiempo para estar juntos

Ya nació el bebé: ¿cómo encontramos tiempo para estar con nuestra pareja?

Luego de que nace el bebé, es habitual que los padres dediquen la mayor parte de su atención al pequeño. Esto es muy bueno, ya que el bebé necesita la protección de sus padres para sentirse bien y para formar con ellos los vínculos más importantes de sus primeros años de vida. Sin embargo, esto no significa que deba descuidarse la vida de la pareja: debemos buscar el tiempo necesario para mantener nuestras citas y tiempo íntimo.

A veces, hacerlo no es nada fácil, principalmente porque sentimos culpa de dejar al bebé en casa o porque estamos cansadas. Pero debemos tener en cuenta que para el bebé será mejor que sus padres tengan una buena relación, para así poder darle un ambiente familiar contenedor.

Por lo tanto: ¿cómo hacemos para dejar al bebé en casa y disfrutar de un tiempo ameno con nuestra pareja? Hay algunos consejos útiles que pueden servirte:

    * Buscá alguien de confianza para que cuide al bebé. La persona puede ser un familiar o una amiga, pero en algunos casos vamos a necesitar una niñera. Por eso, es conveniente entrevistarla y conocerla con tiempo, para saber que estamos dejando a nuestro bebé en buenas manos y así poder relajarnos en nuestra cita.

    * Planifica la cita por anticipado, eso va a darte mayor tranquilidad. Evaluá de cuánto tiempo disponés: ¿el bebé toma leche de biberón o hay que darle de mamar? Si amamantás al bebé, lo mejor es darle de comer antes de la salida y planificar el tiempo para llegar a darle la próxima comida. Si se alimenta del biberón, es conveniente explicar bien a la niñera cómo debe administrárselo y dejar una cantidad suficiente de leche

    * Es posible que durante la cita sientas inquietud por saber cómo está el bebé. Para eso, es bueno fijar con la niñera un horario de llamada: de esta manera, ella estará atenta al teléfono y lo atenderá. En otras ocasiones, la niñera no llega a atender y la inquietud en vez de disminuir se torna insoportable.

    * Para las primeras citas, es recomendable ir a lugares que conozcamos y en el que nos sintamos cómodas. No hay que olvidar que lo principal es pasar un tiempo ameno: a veces los lugares o actividades que desconocemos hacen que todo salga mal, y terminan provocando más tensión que el quedarse en casa.

    * Aprovechá la cita para tener un momento distendido. Los reclamos (más y mejor dedicación al bebé, más atención a tus necesidades) es mejor dejarlos para otro momento.


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA