Vacaciones con un recién nacido

Las vacaciones con un recién nacido no son como las habituales. Hay cuidados especiales que debés tener, ¿sabés cuáles son?

Salir de viaje en familia es una tentación para muchos padres. Pasar unos días de distensión lejos de las obligaciones diarias parece un plan soñado, pero la experiencia puede ser bastante desagradable para un recién nacido si no se cuidan ciertos detalles.

¿Qué tener en cuenta a la hora de organizar las vacaciones con un bebé?

Estar preparados hará que cualquier imprevisto se resuelva fácilmente. A continuación mencionaremos las claves para que el viaje vaya por buen rumbo.

Planificar es lo principal: cuantos más detalles se prevean mejores serán los resultados. Tener en cuenta los horarios de comida y de descanso del bebé garantiza evitar fastidios ¿Lanzarse a la aventura y olvidarse del reloj? Mejor dejarlo para otro momento, ya que el bebé acostumbrado a la rutina pasará un mal momento si no se respetan sus hábitos.

El clima también es un factor fundamental, los lugares con condiciones extremas no son una buena idea. En esta oportunidad, lo más viable es optar por temperaturas templadas que facilitan el armado del bolso y eviten la innecesaria exposición del bebé.

Al momento de elegir la manera de llegar al destino elegido, también hay que pensar en el niño ¿Cómo conviene viajar? Cada medio de transporte tiene sus puntos a favor y sus contras: como regla general entendemos que los viajes prolongados conllevan más complicaciones. Para las primeras salidas lo aconsejable son trayectos que no superen las 4 horas de traslado.

¡A no asustarse! Teniendo en cuenta estas sugerencias se puede organizar un viaje y asegurarse que todos los integrantes de la familia pasen momentos agradables.

¿Ya saliste de viaje en familia? ¡Contános tu experiencia en las primeras vacaciones con tu bebé!


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA