Imprimir Favoritos

Tamaño  A | A

Imagen

La búsqueda del bebé

Fertilización in vitro

La fecundación in vitro - FIV - es una técnica por la cual la fecundación se realiza fuera del cuerpo de la madre, aunque luego se necesite de un útero para poder continuar con su proceso natural de desarrollo.





La fertilización invitro es considerada como el principal tratamiento para la esterilidad cuando otros métodos de reproducción asistida no funcionan. Para entender un poco de qué se trata, cómo funciona y cuáles son los riesgos, te contamos la definición específica de algunos términos.


Para empezar, es importante que sepas que se considera a una pareja infértil cuando ésta no tiene capacidad de quedar embarazada (independientemente de la causa) después de un año de relaciones sexuales sin protección ni utilización de métodos anticonceptivos. Por su parte, el término “in vitro” se refiere en la actualidad a cualquier procedimiento biológico que se realice fuera del organismo en el que tendría lugar normalmente.


¿En qué consiste el proceso de fertilización in vitro?

Según Wikipedia, la FIV implica el control hormonal del ciclo ovulatorio. Se extraen los ovocitos de los ovarios maternos para permitir que sean fecundados por los espermatozoides en un medio líquido. El ovocito fecundado (el cigoto) se transfiere entonces al útero de la mujer con la intención de iniciar un embarazo.


El proceso de la fecundación in vitro lleva numerosos pasos, dentro de los que se encuentran:


-    Estudios previos, para determinar a qué se debe la incapacidad de engendrar bebés y cuáles son los métodos recomendados según el caso.

-    Fertilización asistida.

-    Apoyo psicológico antes, durante y después de la fertilización in vitro para ambos padres.

-    Estimulación de la ovulación.

-    Rescate de los ovocitos.

-    Inseminación de los óvulos.

-    Transferencia embrionaria.

-    Seguimiento y recomendaciones post transferencia.

 

¿Cuáles son los requisitos?


Para que puedas utilizar este proceso de fecundación, es necesario que dispongas de ovocitos sanos, espermatozoides que puedan fecundarlos y un útero que pueda mantener un embarazo.


¿Cuáles son los factores de riesgo a tener en cuenta?


●    La edad de la mujer: hasta los 35 años la mujer tiene más posibilidades de utilizar este método y lograr los resultados esperados.


●    Embarazo múltiple: estadísticamente, las mujeres que se someten al proceso de fertilización asistida tienen una probabilidad del 63% de ser madres de un sólo niño, un 32% de tener mellizos y un 5% de tener trillizos o más.


●    El coste elevado: por lo general, los costos para fertilización in vitro en clínicas privadas son poco accesibles.


En muchas ocasiones, alcanzar el objetivo de ser padres a través de este medio dependerá de la perseverancia que puedan tener. Es entonces cuando la ayuda psicológica se vuelve recomendable y beneficiosa. Consultá siempre con tu médico cuando tengas dudas sobre tu fertilidad o la de tu pareja.



Escrita por: Redacción de Club de las embarazadas. La información de este sitio es difundida únicamente con motivos educativos. No debe ser utilizada como diagnóstico o tratamiento de enfermedades. Ante cualquier problema o enfermedad, consulte a su médico.

  • Últimos Comentarios

  • Calificación

    0
  • Registrate para votar esta nota

  • Lecturas

    6046
  • Comentarios

    0

Dejá tu comentario

Para dejar un comentario, tenés que iniciar sesión.

Si aún no estás registrado, registrate haciendo

Click acá